miércoles, 8 de noviembre de 2017

Obra y Omisión (seguimos)…

  Algo de mi librito, Obra y Omisión


Soñaré contigo y volveré.

Soñaré contigo y volveré
de nuevo, enamorado,
a todas las cosas
del mundo que tenía.

Algún día soñaré contigo
y seré entonces, nuevamente,
aquel que te miraba
con ojos inusuales.

Alguna vez soñaré
contigo y lamentarme
será una bendición
en la mañana.
Abrazaré el dolor
de no tenerte
aunque soñarte,
como un amante abraza
a su novia primera
el primero de los días
del noviazgo.

Soñaré contigo
y volveré, de nuevo,
enamorado,
a todas las cosas
amables de la vida.
Me aferraré a ti
en mi sueño
como un avaro
a la última moneda
de un tesoro
perdido para siempre.

P.S.



sábado, 28 de octubre de 2017

Obra y Omisión…

  A veces, uno toma decisiones azarosas.

  No sé si era éste el momento de lanzar un nuevo libro. Tal vez, nunca es el momento y siempre lo es…

  De todos modos, presentaré el próximo domingo 05/11,  en esta extraña ciudad costera, para amigos y conocidos un compendio de poemas que incluye lo que está y lo que no está. ¿Cómo puede ser eso? ¿Que esté lo que no está?


  Eso es poesía…acaso sólo eso…



sábado, 21 de octubre de 2017

Harvey Weinstein… cuando el demonio es traicionado…

  



  No tan lejos queda en el parecido ese diablo cínico y caballeresco de la obra de Alejandro Casona, La Barca sin Pescador. En ella, un “Caballero de negro” confiesa tristemente que no logra hacer cumplir sus pactos puesto que el amor, al final de cada historia, salva a los que han vendido su alma.

  En este escándalo de Hollywood no será el amor pero sí podría ser el poder…

  Las reglas del juego de todo el mundo del espectáculo en todo tiempo y lugar (con Hollywood a la cabeza por supuesto) han sido siempre simples: tú me das placer, yo te doy la gloria.

  Típico y funcional pacto demoníaco.

  Claro, que al misterioso Caballero de Negro de Casona, que no quería placer sino almas, la cosa no le salía a su favor, puesto que sus víctimas se enamoraban de alguien con absoluta sinceridad y como el amor todo lo puede…el pobre demonio se iba con las manos vacías…

  En este caso, el caso que tiene al señor Weinstein como protagonista,  las víctimas, con la gloria, el dinero y la fama, luego de agradecerle a Harvey innumerables veces el Oscar que tuvieron en la mano, develan el secreto, se conjuran y traicionan el pacto. Devuelven con infierno el infierno que tuvieron que padecer.

 Así son las cosas amigo Harvey. Era parte de las probabilidades: la venganza o la justicia… que a veces se parecen tanto…

 No vayan a caer ustedes, puñado de entusiastas lectores, en la ingenuidad de pensar que esto es nuevo o que esto es sólo esto. Esto, no es solo esto porque hay una trama más compleja de poder y dinero cuya punta de iceberg está en el hermano de Harvey quien por otras causas a las difundidas en los medios, le puso fuego al asunto. Es decir otra guerra es la que se está luchando más allá de la aparente reivindicación del abuso a las actrices de Hollywood.

  Y el caso no es algo nuevo, bien pueden solazarse con los clásicos libros Hollywood Babilonia de Kenneth Anger y la versión argentina Babilonia Gaucha de Diego Curubeto, entre otros tantos libros sobre el tema para corroborar que el escándalo, el abuso y la corrupción son tan históricos como globales. 

  Exponen los medios que si decimos por allí o por aquí, que aquellas damas deberían haberse negado al pacto y seguido en el anonimato y la pobreza, no estaríamos haciendo otra cosa que incurrir en el pecado de “revictimizar a las víctimas”. Es posible que sea cierto, que las “revictimizamos” si decimos que no deberían haber pactado con Harvey. Que si él ponía esas condiciones, más hubiera valido irse a casa y morir pobres y anónimas…

 Sólo acusan al demonio aquellos (aquellas) que pactaron con él y lograron lo que el demonio les había prometido.




domingo, 8 de octubre de 2017

Netflix y la abolición del pasado...

 Acabo de leer una nota en un portal de noticias que expone con aire de certeza que Netflix no sólo no desea sumar clásicos cinematográficos sino que promueve deshacerse de ellos:

https://www.infobae.com/america/entretenimiento/2017/10/07/por-que-en-netflix-casi-no-hay-clasicos-del-viejo-cine-de-hollywood-y-europa/


 La idea, según esta nota, sería abolir de toda memoria y de toda posibilidad de conocimiento lo que fue el esplendor cinematográfico del pasado llamesé la “época dorada de Hollywood”, la gloria del “Cine citta” o la maravilla del cine francés…

 Por supuesto, si la intentona de abolir el pasado fuese cierta, obece más a intereses comerciales que ideológicos o culturales…supongo…

 No obstante, alguien dijo con mucho criterio que “las series son el nuevo cine", estoy de acuerdo, pero que haya algo nuevo no significa deshacerse de todo lo anterior. No se queman los libros porque puedas meter una biblioteca entera en algún dispositivo tecnológico…

 De todos modos, creo que es una ingenuidad, en los tiempos que corren, creer que se puede eliminar el pasado, sobre todo creer que se puede borrar el pasado cinematográfico.

 Si acabar con el cine de otra época es tu objetivo Netflix…allá tú…






sábado, 30 de septiembre de 2017

Frida, de la irresponsabilidad nace el fantasma II…

 Es un tema que fastidia y duele.

 Pero es recurrente y no deja de ser importante.

 No quisiera escribir que lo único esperanzador y serio en cada catástrofe es la solidaridad de la gente común, no quisiera escribir eso, pero lo hago…



 Lo demás es agregar dolor a la tragedia, como si la tragedia, de por sí, ya no incumbiese demasiado dolor…

 Esto convencido de que en estos tiempos, en estas últimas décadas, los actos heroicos y ejemplares, la acción épica sincera y verdadera es siempre anónima. Cuando los medios han querido fomentar la acción heroica, ejemplar y esperanzadora, se han aliado con los corruptos y los fanfarrones y se han subido a la mecánica común de la leyenda urbana. Por eso estuvo en vilo un país tratando de captar el momento épico-esperanzador sobre algo inexistente, sobre la nada. Porque desde la imbecilidad de algunos cuantos y la imbecilidad mediática se construye un relato hasta que llega el momento de certificarlo y en ese momento se descubre que todo es nada…

 Y si es que volvemos  a hablar sobre esto que ya fue tratado en este espacio es porque recordamos que esto mismo ya había sucedido, no fue un fenómeno original el invento de la niña Frida atrapada en los escombros. Con otras características pero con muchas similitudes mediáticas existió el imposible rescate del niño “Monchito” en aquel terremoto de México en 1985.

 La misma irresponsabilidad de los medios, la misma desfachatez de los falsos aprendices de héroes, el mismo vértigo del corrillo generalizado, la misma tragedia y los mismos errores.


Tan previsibles somos los humanos…

https://elpais.com/diario/1985/10/07/internacional/497487617_850215.html



sábado, 23 de septiembre de 2017

Frida, de la irresponsabilidad nace el fantasma…



 El escritor Alejandro Dolina divide a la humanidad en “Hombres sensibles” y “Refutadores de leyendas”. Unos las creen y los otros las desmienten.

 Él mismo confiesa que adhiere a los primeros pero, que con la edad y los desengaños, se va convirtiendo en parte de los segundos

 A mí me pasa lo mismo…

 Quisiera estar fervientemente del lado de la ficción y el espejismo, pero, el tiempo me convierte en un fastidiado refutador.

 El enojo de estos días es para con los irresponsables creadores de noticias y aquellos que las difunden agregando condimentos a lo inexistente, agrandando con más “no ser” a aquello que “nunca fue”.

 Y en el afán de dar primicias inventaron, durante un terremoto, una niña atrapada que no existió jamás.

 Un “bulo”: “Una noticia falsa, un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real…”

 Tener el dato antes que los otros, aportar lo que otros no llegaron a aportar y que luego se confirmará.

 Y así tenemos a millones expectantes ante la nada…

 Todos en vilo con la esperanza de rescatar con vida lo que nunca vivió, mientras en la realidad aumenta la cifra fatal de las muertes irrefutables de los que sí vivían…



http://www.lavanguardia.com/internacional/20170922/431455501132/rescate-frida-terremoto-mexico.html


domingo, 17 de septiembre de 2017

El demonio…sin grandes novedades que decir…





 Descifraron una carta escrita hace más de tres siglos por una monja endemoniada...

 Estaba en un lenguaje misterioso y secreto...

 Las nuevas tecnologías y el estudio de algoritmos permitieron el “milagro”…

 Les dejo la noticia para que la “disfruten”, para que sigan comprobando que ésta, como toda noticia de hoy día es algo mentirosa puesto que de la carta sólo pudieron descifrar unos renglones, y se las dejo además, para que vean que el demonio no dijo grandes cosas, a saber:


  1. Que la Iglesia del siglo XVII no andaba por buen camino (vaya novedad).
  2. Un insulto a la Santísima Trinidad, es decir una blasfemia que por la traducción no es tan subida de tono, de hecho, las estrellas de rock del siglo XX fueron más groseras.
  3. Un cuestionamiento a la existencia de Dios que es. a fin de cuentas, un cuestionamiento de la existencia del demonio a sí  mismo, puesto que si el diablo nos dice que Dios no existe ¿qué posibilidades tendría de existir él mismo?



http://www.infobae.com/tendencias/2017/09/13/mas-de-3-siglos-despues-descifran-la-misteriosa-carta-del-diablo-que-escribio-una-monja-poseida/

martes, 12 de septiembre de 2017

Silla y soledad…

 Algo interrumpió lo que tenía pensado para la entrada de hoy.

 Debe ser el inminente advenimiento de la primavera…

 Son tan tristes, a veces, los inviernos en una ciudad como esta, que sueña ser una “eterna veraniega” y no lo logra y no puede lograrlo porque no está en su esencia.

 Un poco de sol, luego de días de lluvia y todos sonríen…

 Yo también, aunque no puedo sacarme del corazón imágenes como las que alguna vez plasmó Robert Martin,  basta como prueba esta maravillosa fotografía llamada “Silla y Soledad”.




domingo, 3 de septiembre de 2017

Valerian, el retorno a la infancia…



 Y por este lado del mundo se estrenó el film Valerian. La versión cinematográfica de un comic de fines del ’60 y principios del ’70.

 Aunque a los jóvenes de hoy, como a los jóvenes de siempre, poco les interesa el origen de la cosas.

 No obstante, el film es una fiesta para el corazón de ese niño pre-adolescente que todos fuimos alguna vez.  Aventura vertiginosa de la mano de Laureline en esa tensión romántico-erótica cuya clave principal es la garantía de fidelidad que se le exige al héroe. Un viejo amigo me dice siempre que sin el parámetro de la exclusividad sexual, el 80% de la literatura universal carecería de sentido y acaso gran parte del cine también. Bueno, la cosa es que Laureline se pasa el film solicitándole a Valerian  amor incondicional a cambio del suyo…

 Mientras veía el film, no pude dejar de recordar al Buck Rogers del comic original. Aclarando que Rogers es considerada, prácticamente, la primera historieta de Ciencia-Ficción del mundo, apareciendo a principios del siglo XX.

 Como sea, la película les podría resultar a algunos, muy infantil. No importa eso, hay que tomarla así, con el espíritu de los comics que las generaciones de antaño disfrutaban, con esos amores incondicionales y puros, con esas aventuras diez pasos más allá de lo esencialmente inverosímil.

 Agradecidos quedarán si no la miran con ojos adultos.



Buck Rogers


Valerian (film)



sábado, 26 de agosto de 2017

Cortázar…Julio…Julio…

 No es un blog de efemérides éste…

 Pero…algunas me resultan a veces, inevitables.

 Recordé que un 26 de agosto nacía alguien tan genial como Julio Cortázar.

 Siempre me ha fascinado esa soltura para escribir tan argentinamente o tan porteñamente con ese voseo que aplicaba tan bien…


Una Carta de Amor

Todo lo que de vos quisiera
es tan poco en el fondo
porque en el fondo es todo

como un perro que pasa, una colina,
esas cosas de nada, cotidianas,
espiga y cabellera y dos terrones,
el olor de tu cuerpo,
lo que decís de cualquier cosa,
conmigo o contra mía,

todo eso es tan poco
yo lo quiero de vos porque te quiero.

Que mires más allá de mí,
que me ames con violenta prescindencia
del mañana, que el grito
de tu entrega se estrelle
en la cara de un jefe de oficina,

y que el placer que juntos inventamos
sea otro signo de la libertad.


J.C.











jueves, 24 de agosto de 2017

Día del lector...

  
Gafas y olvido. Galina Lukyanova

  Dicen que el 24 de agosto es el día del lector en honor a este escritor de otro mundo:

  Poema de los Dones

Nadie rebaje a lágrima o reproche
esta declaración de la maestría
de Dios, que con magnífica ironía
me dio a la vez los libros y la noche.

De esta ciudad de libros hizo dueños
a unos ojos sin luz, que sólo pueden
leer en las bibliotecas de los sueños
los insensatos párrafos que ceden

las albas a su afán. En vano el día
les prodiga sus libros infinitos,
arduos como los arduos manuscritos
que perecieron en Alejandría.

De hambre y de sed (narra una historia griega)
muere un rey entre fuentes y jardines;
yo fatigo sin rumbo los confines
de esta alta y honda biblioteca ciega.

Enciclopedias, atlas, el Oriente
y el Occidente, siglos, dinastías,
símbolos, cosmos y cosmogonías
brindan los muros, pero inútilmente.

Lento en mi sombra, la penumbra hueca
exploro con el báculo indeciso,
yo, que me figuraba el Paraíso
bajo la especie de una biblioteca.

Algo, que ciertamente no se nombra
con la palabra azar, rige estas cosas;
otro ya recibió en otras borrosas
tardes los muchos libros y la sombra.

Al errar por las lentas galerías
suelo sentir con vago horror sagrado
que soy el otro, el muerto, que habrá dado
los mismos pasos en los mismos días.

¿Cuál de los dos escribe este poema
de un yo plural y de una sola sombra?
¿Qué importa la palabra que me nombra
si es indiviso y uno el anatema?

Groussac o Borges, miro este querido
mundo que se deforma y que se apaga
en una pálida ceniza vaga
que se parece al sueño y al olvido.

Jorge Luis Borges




domingo, 20 de agosto de 2017

Jerry Lewis

 Aún quedan, en este lugar del mundo, unos pocos minutos pertenecientes al tercer domingo de agosto.

 Se festeja aquí el Día del Niño.

 Yo creo que es el día de algo bello que fuimos y a veces, aún nos permitimos ser…

 Paradójicamentee le decimos adiós a Jerry Lewis, quien fuera la alegría cinematográfica de mi niñez, acaso la alegría del corazón de muchos con alma de niño o con alma deseosa de ser felices como ellos deberían ser.

 Cada uno recordará su parte de Lewis preferida.

 Yo admiro esa versión sin igual de Dr. Jekyll y Mr. Hyde que fue “El profesor chiflado”.




  

sábado, 12 de agosto de 2017

Cartas por siempre…

  
Añadir leyenda


 ¡Qué bellas eran las cartas, qué hermoso y  maravilloso medio de comunicación!

  Las cartas lo tenían todo, sus defectos: la tardanza, la posible pérdida, la intercepción, etc.; no eran otra cosa que sutiles virtudes, todo era magnífico.

  El mundo de hoy es de expresiones espontáneas de las cuales más de la mitad de los vivientes se arrepiente, en cambio, escribir…escribir lleva tiempo, reflexión, aún cuando uno escribiese de manera acalorada, el hecho de tener que volcar al papel y caminar al correo ponía, por entonces,  a todo “paños fríos” y calma en la tormenta.

   Eran maravillosas, soy reiterativo y adjunto fragmentos caprichosos de cartas de  personas notables:
 
 “No creo que haya habido dos personas más felices que nosotros, hasta que ha venido esta terrible enfermedad. No puedo luchar más. Sé que estoy arruinando tu vida, que sin mí tú podrás trabajar. Sé que lo harás, lo sé. Ya ves que no puedo ni siquiera escribir esto adecuadamente. No puedo leer. Lo que quiero decir es que te debo a ti toda la felicidad que he tenido en mi vida…”
Virginia Woolf antes de suicidarse a su esposo Leonard


 “Que yo sufra mucho carece de importancia comparado con el problema de que no seas capaz, mi querida Lou, de reencontrarte a ti misma…”
Friedrich Nietzsche a Lou Andreas Salome

  “La última temporada en Madrid te entregaste a lo que no te debiste entregar nunca. Yo iré buscarte para hacerte una cura de mar. Será invierno y encenderemos lumbre. Las pobres bestias estarán ateridas. Tú te acordarás que eres inventor de cosas maravillosas y viviremos juntos con una máquina de retratar...”
Salvador Dalí a Federico García Lorca


   “Pienso en ti querida Susie, ahora, y no sé cómo ni por qué, pero el cariño es más grande a medida que los días transcurren y se hace más y más cercano aquel dulce mes de promesa; y visualizo a junio de manera tan distinta de cómo solía…”
Emily Dickinson a Susan Gilbert (esposa de su hermano)…

  “He pensado en ti casi hasta el desfallecimiento al oír mi voz cantando o murmurando para tu alma la tristeza, la pasión y el misterio de la vida y al mismo tiempo he pensado en ti haciéndome gestos sucios con los labios y con la lengua, provocándome con ruidos y caricias obscenas y haciendo delante de mí el más sucio y vergonzoso acto del cuerpo…”
James Joyce a su esposa Nora Bernacle

  “Ayer pensé en tí, además, pensé lo bueno que sería yo si encontrara el camino hacia el durazno de tu corazón; lo pronto que se acabaría la maldad a mi alma.
Por lo pronto, me puse a medir el tamaño de mi cariño y dio 685 kilómetros por la carretera. Es decir, de aquí a donde tú estás. Ahí se acabó. Y es que tú eres el principio y fin de todas las cosas…”
Juan Rulfo a Clara Aparicio

  “Terriblemente, terriblemente vivo, afligido, absolutamente consciente de que te necesito. He de verte, te veo brillante y maravillosa y al mismo tiempo le he escrito a June y me siento desgarrado, pero tú lo entenderás, debes entenderlo. Anais, no te apartes de mí. me envuelves como una llama brillante. Anais, por Dios, si supieras lo que siento en este momento…”
Henry Miller a Anaïs Nin

  “Yo te reclamo, no humildad, no obsecuencia, sino enlace con esto que nos envuelve a todos, llámale la luz o César Vallejo o el cine japonés: un pulso sobre la tierra, alegre o triste, pero no un silencio de renuncia voluntaria. Sólo te acepto viva, sólo te quiero Alejandra. 
Escribíme, coño, y perdoná el tono, pero con qué ganas te bajaría el slip (¿rosa o verde?) para darte una paliza de esas que dicen te quiero a cada chicotazo…”
Julio Cortázar a Alejandra Pizarnik


 
Gafas y olvido. Galina Lukianova.

lunes, 7 de agosto de 2017

A la espera del monstruo…

  



  Un portal de noticias nos cuenta que hay un tipo que lleva dedicados, exclusivamente, casi 30 años a la búsqueda del monstruo del lago Ness.

  Leyendo el copete de la nota parece una especie de extravagante millonario que por medio de aviones, sonares y otras técnicas especialícimas está dispuesto a dar con la verdad.

  Leyendo e indagando más, caemos en la cuenta que el avioncito se lo prestaba un amigo, que su sonar ya no lo usa y es rudimentario y que no tiene más que alguna silla y unos binoculares más o menos obsoletos con los que espera hacer el avistaje.

  Y lo cito:

  “A través de los años, mi forma de buscar ha consistido en sentarme en la costa con binoculares, una cámara y observar y esperar…”

  Intuyo que ha encontrado la fórmula para no hacer nada durante casi toda la vida, o mejor dicho, hacer algo maravilloso: sentarse frente a un bello lago y mirar…

  Lo envidiamos…






http://www.infobae.com/america/mundo/2017/08/06/el-hombre-que-paso-26-anos-buscando-al-monstruo-del-lago-ness-en-escocia-explico-su-particular-metodo/